Lo mejor de esta historia que apenas empieza está en el proceso; cuanto tiempo, cuanto esfuerzo, cuanto ahorro y cuanto sufrimiento para lograr un producto que podría decir que tiene mi huella en cada milímetro. Te digo con orgullo y sinceridad que en él encontrarás muchas gotas de sudor, sacrifico y noches en vela, no solo creándolo, también trabajando para reunir los recursos económicos.

Hoy me siento dichoso de poner en tus manos un hijo mío, un hijo que tiene ocho caras, ocho maneras de ver la vida a través del amor, 8 Sentidos que al final se conectan en un solo sentimiento.

Aprécialo, disfrútalo, dedícalo, siéntelo en el corazón y cuando termines de escucharlo y quieras volver a sentir esta magia, sabré que creíste en mi música y te enamoraste de mis canciones.